:)

soñar es cotidiano, recordar lo soñado es lo dificil.

12 julio 2011





El día de mil soles, tomo el cielo de tonos anaranjados, el calor y sus capas derretían el hielo a su paso, los matices grises del asfalto se hacían notar por la lluvia del grifo de la esquina,las gotas cristalinas, chorreaban por la cara de los niños, y todo mientras creía que estaba dormido, mirando la ventana, en una tarde ardiente de  domingo. Tomé una Coca-Cola y me dije a mi mismo que si yo creía que el mundo era una mierda, no haría que otros no fuesen felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario